Viajar, el producto de éxito del marketing sensorial

Viajar, el producto de éxito del marketing sensorial

publicado en: Marketing | 0

Antes que nada, es importante entender qué es el marketing sensorial. Aunque últimamente se está poniendo más de moda entre las empresas, lo cierto es que el marketing sensorial ha existido desde siempre. El marketing sensorial es aquel marketing que incluye los cinco sentidos para generar mayores sensaciones y emociones en los usuarios y así generar un mayor recuerdo sobre la marca.

Ya lo decía el publicista Kevin Rogers, “lo que mueve a los seres humanos es la emoción no la razón”, y viajar está motivado sin lugar a duda por lo primero. Viajar despierta los cinco sentidos de las personas:

Marketing sensorial

 

  • Olfato: cada país tiene un olor característico, algo que les diferencia del resto. Ya sea por su gastronomía, flora, entorno, etc. Sea cual sea, cada país tiene un olor que le identifica y le hace único. Por ejemplo, si os digo curry, ¿en qué país pensáis?
  • Vista: cada destino es singular en los paisajes que ofrece, unos más urbanos, otros más naturales, independientemente de cuál sea el lugar, todos tienen algo maravilloso que ofrece. ¿Qué tiene Finlandia? La Aurora Boreal, ¿y China? La Gran Muralla. Todos los países tienen algo que ofrecernos, algo que nuestros ojos nunca olvidarán.
  • Tacto: sentido más olvidado por gran parte de las empresas, pero es un sentido muy poderoso. El tacto te permite estar en contacto con la realidad, con el paisaje y el entorno donde te encuentras, te permite ser protagonista y sumergirte en la experiencia, en lo más puro del destino. A todos nos gusta tocar lo que sentimos, tocar lo que vemos nos hace ver que es real, que está sucediendo.
  • Oído: podemos teletransportarnos a cualquier sitio con tan solo un sonido, una canción. El sonido de la naturaleza de Islandia, el sonido de las olas en Tarifa, todos los destinos tienen un sonido particular.
  • Gusto: sentido fomentado por la gastronomía de cada lugar, elemento fundamental del marketing sensorial, ya que nos permite comernos un trocito del sitio donde estamos. Pensad en Italia, ¿a qué os recuerda?

 

¿Cómo podemos ligar el marketing turístico con el marketing sensorial?

Muy sencillo, de hecho, deberían ir de la mano. Cualquier país o cuidad que quiera hacer marketing turístico debe incluir el marketing sensorial en su estrategia, ya que despertando los sentidos de los viajeros les generará interés en viajar al lugar y después los recuerdos serán mucho mayores.

Despertando los sentidos y generándoles experiencias inolvidables va a hacer que las personas recuerden el país para siempre y, además, querer volver. Un viaje no se basa en lo estético, sino en las emociones.  No importa cómo de bonito sea el paisaje o la ciudad, sino cómo despierte los sentidos de los viajeros.

 

 

Share This:

Dejar una opinión