Praga, la ciudad dorada

Praga, la ciudad dorada

publicado en: Turismo&Viajes | 0

Praga es una ciudad mágica en el centro de Europa. Se trata de una ciudad que ha sido atacada en numerosas ocasiones, principalmente en el siglo XX. Praga fue objetivo de la I y II Guerra Mundial, la invasión nazi y el éxodo judío. A pesar de ello, es una ciudad que luce maravillosa sobretodo cuando se pasea por el casco antiguo compuesto por edificios de todos los estilos y épocas.

Es muy difícil contar la historia de Praga en pocas líneas, pero una revolución que ha marcado su historia es la Revolución de Terciopelo, revolución que recibe este nombre debido a que fue un movimiento pacífico que utilizó la palabra y no la violencia para derrotar al Partido Comunista de Checoslovaquia, consiguiendo que se creara un régimen parlamentario amparado por un Estado de Derecho y un sistema económico más sostenible. Durante las manifestaciones que se llevaban a cabo en 1989, el detalle más asombroso eran las llamadas “llaves en alto”, los checos salían a la calle con sus llaves en las manos y haciéndolas sonar.

I. CIUDAD VIEJA

La Ciudad Vieja es una de las principales atracciones de Praga. Se trata del lugar donde se asentó esta ciudad hasta que en el siglo XIV Carlos IV la extendió con la fundación de la Ciudad Nueva, estando estos dos barrios separados por la calle Na Prikope.

Los principales puntos de interés en la ciudad vieja es su Plaza y el Reloj Astronómico. El Reloj Astronómico es una obra de la ciencia del siglo XV cuyo nombre se debe a que marca las horas y la posición de la luna y el sol. Además, cada hora en punto un conjunto de figuras realizan un espectáculo.

Para recorrer este barrio y conocer toda su historia nosotros elegimos un free tour que organiza Unity Tours Praga.

II. BARRIO JUDÍO JOSEFOV

El Barrio Judío Josefov es otro de los barrios más visitados de Praga. Esto se debe a que cuenta una de las historias más duras de la ciudad aunque su apariencia no lo parezca. Cuando empiezas a caminar por las calles del barrio judío no parece que estés caminando por un gueto ya que muchas de sus calles son de las más amplias de Praga al igual que lujosas. Josefov hasta el siglo XIX estaba amurallado y separado del resto de la ciudad debido a la presión de una sociedad en su gran mayoría cristiana, hasta tal punto que tenían que llevar un distintivo amarillo, color que más tarde los nazis recuperaron para identificar a todos los judíos europeos. República Checa también sufrió un gran golpe durante la II Guerra Mundial debido a su situación en el centro de europa, y casi 80.000 judíos checos fueron exterminados en el campo de concentración de Terezin.

Después del derribo de las murallas se remodeló todo el barrio y empezaron a vivir los mayores burgueses de Praga. Tan solo se conservaron las sinagogas y el Cementerio Judío.

III. PUENTE DE CARLOS

Con más de 500 metros de largo el Puente de Carlos es un icono en la ciudad de Praga. Desde luego que no es puente cualquiera, sino que se trata de uno de los más bonitos de toda Europa. A lo largo del puente se encuentran 30 estatuas de diferentes personajes de la historia de Praga. Por ejemplo, la primera estatua que se añadió fue la de San Juan Nepomuceno quien fue tirado al río en 1393 por orden de Wenceslao y en el siglo XVIII fue santificado.

IV. CASTILLO DE PRAGA

El Castillo de Praga también es otra de las cosas más curiosas que tiene Praga que ofrecer. Dicen que se trata del castillo más grande del mundo. Cuando hablamos de castillos nos imaginamos un gran edificio situado en algún lugar estratégico. En este caso, el Castillo de Praga es un complejo amurallado con calles, plazas, una catedral y un palacio. Si hubiéramos sabido esta información antes de subir al castillo nos habríamos ahorrado mucho tiempo buscándolo. Realmente, lo que desde abajo parece el castillo es la catedral de San Vito.

El castillo ofrece unas vistas de Praga espectaculares, donde se puede ver la ciudad antigua y el puente de Carlos.

V. CASA DANZANTE

La Casa Danzante es un edificio moderno construido en 1997 por Frank Gehry. Se trata de un edificio situado a orillas del río Moldava y rodeado de edificios de estilo neoclásico construidos entre el siglo XVIII y XIX.

Se trata de una ciudad formada por dos bloques conocidos  como Fred y Ginger debido a que parece que estén bailando el uno con el otro al son de una melodía.

VI. MURO DE JOHN LENNON

Lennon contaba con una gran cantidad de seguidores en la Europa Central y Oriental durante los años 70, una época donde los regímenes comunistas de estos países prohibían las canciones pacifistas. Como bien todos sabemos, John Lennon se ha convertido todo un icono de la libertad gracias a sus canciones y acciones, por lo que poco después de su muerte en el barrio de Mala Strana apareció un muro dedicado a él con fragmentos de sus canciones.

VII. CAMPO CONCENTRACIÓN DE TEREZÍN

El campo de concentración de Terezín se trataba de un campo de concentración pero no de exterminio. En él muchos judíos morían de hambre o enfermedades y otros eran enviados a los campos de exterminio. En su visita se pueden recorrer los barracones, los patios, las celdas y otras habitaciones. Una de las cosas más duras de Terezín es la habitación donde los niños pintaban y jugaban. Hoy en día se siguen conservando muchos de sus dibujos donde los niños reflejaban la crueldad que estaban viviendo.

 

Para ir a Terezín se puede acceder alquilando un coche, contratando una visita guiada o ir en autobús por tu cuenta.

 

Share This:

Dejar una opinión